LA VIDA Y SU DOBLE

TallerdeTeatro

Taller de teatro

El teatro se propone como un juego de espejos con la vida: la refleja y, al hacernos contemplarla con una cierta distancia, nos permite entenderla (y entendernos) un poco mejor. ¿Y cómo consigue el teatro reflejar la vida?  A través del juego: es desde lo lúdico que se puede recrear lo vivo. Pero el  juego implica un elemento ineludible para su ejecución: el compromiso. ¿De qué compromiso habla el juego? El compromiso con las reglas de ese juego y con ninguna otra cosa: cuanto más me comprometa con las reglas, más entretenido y apasionante se volverá el juego.

De esta forma, el teatro se ofrece como una invitación a adentrarnos en lo que somos (el espejo que nos refleja) y en lo que hemos olvidado ser (seres que juegan para entender la vida). Desde esa vertiente lúdica, el taller se asomará a los mecanismos básicos del juego teatral y la construcción de personajes como herramientas para la creación escénica y la profundización en el autoconocimiento.

David Montero

Autor, actor y director de escena. Es licenciado en Interpretación por la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla y en Periodismo por la Universidad de Sevilla.

Como autor ha sido galardonado con el Premio Carlos Arniches y el accésit del Romero Esteo. Entre sus obras destacan “Tener un hijo no es tener un ramo de rosas” (a partir de Yerma de Federico García Lorca), “La casa ardiendo” o “Insomnios”. También ha realizado dramaturgias y direcciones de escena  para espectáculos de flamenco como “Los invitados” (Premio de la Crítica Festival de Jerez 2014), “Al cante” (con Juan Carlos Lérida y Niño de Elche) o “Bailes alegres para personas tristes” (Belén Maya & Olga Pericet).

En su trayectoria como actor, ha trabajado con directores como Pepa Gamboa, Alfonso Zurro, Antonio Álamo o Juana Casado. En cine, destaca su participación en la película El mundo es suyo.

Desde 2013, dirige el “Taller de Dramaturgia Permanente” en la Escuela Pública de Formación Cultural de Andalucía.  Escribe sobre teatro para la edición andaluza de eldiario.es